Buenos días, tristeza

Aquí os os dejo una video reseña del libro Buenos días, tristeza. Espero que disfrutéis de esta maravillosa novela que tanto me ha sorprendido.


La lectura es a la mente lo que el ejercicio al cuerpo.

Joseph Addison 



             

Web Museo de las Ideas

El proyecto Claroscuro, un museo para el Siglo de Oro está llegando a su fin. El producto final era la elaboración de una página web para nuestro propio museo. En dicha web debía estar incluida la siguiente información: 


  • El esplendor y la ruina de la España Imperial.
  • Los poetas del Emperador Carlos V.
  • Quevedo contra Góngora o Los extremos del Barroco.
  • Mitos   o  Los poetas de la Contrarreforma.
  • Pícaros y caballeros en el Siglo de Oro.


Más tarde, el contenido de una de las salas debía ser publicado en Twitter y recogido en Storify.
A continuación os muestro la web del Museo de las Ideas realizada por Daniel Roca, Aitana Gónzalez, Mónica García, Daniel Álvarez y yo.

Pincha aquí para ir a la web del museo


Quema de libros, ¿odio o amor hacia ellos?

A continuación les muestro una tertulia realizada por Andrés Díez, Julia Balbuena, Óscar León y yo. En ella os mostramos nuestro punto de vista sobre este tópico que abarca todo tipo de opiniones.


De pícaros y caballeros va nuestro país

Para comenzar vamos a aclarar conceptos. La picaresca es toda composición narrativa en la que aparece la figura de un pícaro, persona que solo busca su propio interés y beneficio sin importarle las personas a las que le haga daño. Por otro lado, los caballeros son aquellas personas que solo quieren el bien de los demás y están llenos de bondad y buena voluntad, su único fin en la vida es ayudar y hacer el bien.

Procedencia de la imagen
Hoy en día España es considerada como el campeón mundial de picaresca y no nos faltan motivos. Actualmente España está viviendo una situación complicada y cada vez son más los pícaros que salen a flote. En el Siglo de Oro los pícaros buscaban la forma de ganar dinero fácil y satisfacer todas sus necesidades de manera rápida y sencilla, este dato no se aleja mucho de nuestros días. Muchos de los
españoles como lo son los políticos, las multinacionales y los civiles están recurriendo a una vida picaresca en la cual, como en el Siglo de Oro, su único afán en la vida es el dinero fácil y su propio beneficio.

A día de hoy son más las personas que se unen a este modo de vida pero no se debería de caracterizar como un rasgo nacional ya que la mayoría de las personas que habitan este país son honradas y todavía tienen dos dedos de frente para poder hacer las cosas de manera legal.
Como he comentado anteriormente, los pícaros pertenecen a todas las clases sociales.
Procedencia de la imagen
Políticos, grandes empresas, civiles, bancos, empresarios y hasta la Casa Real se unen a la "moda". Este hecho no varía tanto de la picaresca del Siglo de Oro ya que como pudimos ver en el Lazarillo de Tormes, todo tipo de clases sociales cuando tienen la necesidad se convierten en pícaros para poder abastecer sus necesidades de forma rápida y eficiente.


Dependiendo de la clase social a la que pertenezcan o a lo que se dediquen los pícaros pueden variar. No es lo mismo un político que posee todo tipo de lujos y solo roba para tener más riquezas que una familia de la clase social media baja que está en paro con tres niños y su casa está a punto de ser
Procedencia de la imagen
embargada. El primer tipo de pícaro solo roba por diversión y por aumentar su patrimonio aunque no tenga necesidad de ello, mientras que esa familia necesita ganar dinero como sea para poder sacar su vida adelanate. Eso no quita que haya personas de la clase media que con tal de facilitar su día a día o buscar su interés propio, roben o mientan.

En España aún quedan ideales que luchar. La justicia, la igualdad, la tolerancia y el respeto hacia los demás son claros ejemplos de ideales por los que se luchan a día de hoy. Bajo mi opinión, estos ideales deberían de ser apoyados por los políticos y deberían de ser ellos los que se movilizaran para que se llevaran a cabo, pero no es así. Son los ciudadanos los que se movilizan para luchar por los ideales, cosa que no me parece bien porque se supone que son los políticos los que luchan por los ciudadanos y por sus derechos, pero sino cumplen sus labores no tiene sentido que estén ahí ganando dinero mientras que gran parte de los ciudadanos que formamos este país estemos viviendo situaciones muy duras sin recibir ayuda de nadie.

Procedencia de la imagen
Si nos fijamos en la parte buena de todo esto, los "quijotes" siguen existiendo aunque no ni la mitad de la población si los comparamos con los pícaros. Claros ejemplos de "quijotes" son los voluntarios en ONGs, asociaciones, policías, bomberos, médicos y cualquier persona con buen corazón intenta siempre ayudar a los demás siempre que pueda aunque no pueda dar gran cosa. Llevándolo a lo personal, considero que mi madre podría ser un "quijote" ya que siempre que se le presenta la oportunidad de ayudar lo hace incluso cuando no es fácil. Apadrinó a una niña en África para poder mandarle dinero todos los meses y ayudarla en la medida de lo posible, le manda ropa que ya no nos sirve a una familia que no tiene una buena situación económica... Estás simples acciones hacen ser a una persona un "quijote" y si España tuviera más cantidad de ellos la situación cambiaría drásticamente ya que nos ayudamos mutuamente y hacemos la función de país unido. Si seguimos con la actitud de pícaros España va a empeorar ya que en este caso, trabajamos como personas independientes sin tener en cuenta la situación del compañero y nos perjudicamos mutuamente.

Para concluir voy a juzgarme a mi misma. Me considero más "quijote" que pícara pero creo que que en esta vida es inevitable no serlo ya que hay veces que buscamos nuestro beneficio propio y lo intentamos conseguir sea como sea. Creo que desde siempre he intentado ayudar a los demás en la medida de lo posible. Por experiencia propia, algunas veces el exceso de bondad es malo debido a que la gente se aprovecha de ti por eso opino que la persona ideal sería aquella que en la mayor se ella sea "quijote" pero que también tenga una parte pícara para poder mirar por si misma.

Evolución de la lírica en el Siglo de Oro

Siendo una clase de Lengua y Literatura cabía esperar que tratásemos este tópico. La actividad ha sido enfocada de manera práctica, ya que antes de hacer este comentario, debíamos rellenar una tabla para poder apreciar con facilidad tanto las diferencias como las semejanzas de la lírica del Renacimiento y la del Barroco. En mi caso he elegido una pareja de poemas un tanto mitológicos :  A Dafne ya los brazos le crecían, de Garcilaso de la Vega y  "A Apolo siguiendo a Dafne", de Quevedo.
A Dafne ya los brazos le crecían



Para empezar vamos a centrarnos un poco localizando ambos poemas en el tiempo. A Dafne ya los brazos le crecían es un poema, como ya he comentado anteriormente, compuesto por Garcilaso en el Renacimiento, mientras que, A Apolo siguiendo a Dafne es una creación de Quevedo en el Barroco. Los poemas que se encuentran en estos periodos de tiempo, contienen semejanzas y diferencias.

Ambos poemas presentan una forma estrófica de soneto, es decir,  una composición poética que consta de 14 versos endecasílabos consonantes. Se divide en cuatro estrofas. Se cree que esta forma estrófica fue introducida en España durante el Siglo de Oro por Garcilaso de la Vega, y de ahí en adelante, ha supuesto uno de los géneros líricos de mayor vigencia en la literatura española.

El tema principal es común entre ambos, el amor imposible entre Apolo y Dafne, pero este tema es muy amplio y abarca campos que se pueden apreciar en estos dos poemas. El poema A Dafne ya los brazos le crecían se centra en el tópico de amor como causante del mal y se puede apreciar la queja de Garcilaso de su propia desgracia amorosa ya que se identifica con la situación de Apolo y Dafne, mientras que, el poema A Apolo siguiendo a Dafne deja a un lado la tristeza del amor imposible y se centra en las posibles soluciones que puede tomar Apolo para conseguir a Dafne. 

A Apolo siguiendo a Dafne

Es lógico que al pertenecer a diferentes épocas adquieran ciertas características que los diferencien entre sí, en este caso vamos a centrarnos en las diferencias respecto al tono utilizado en ambos poemas y en el vocabulario empleado. 
En A Dafne ya los brazos le crecían se utiliza un tono formal con abundantes adjetivos y sustantivos con vocabulario asequible que posibilita al lector una lectura sencilla y de fácil comprensión, pero a su vez, el poema A Apolo siguiendo a Dafne, emplea un tono burlesco con vocabulario dificultoso y escasea de adjetivos lo cual hacen que la comprensión del poema sea complicada y al utilizar un lenguaje culto hace que el poema quede dedicado a aquellas personas que han recibido una educación.
En resumidas cuentas, A Dafne ya los brazos le crecían es un poema dedicado a todos los públicos gracias a su lenguaje sencillo y A Apolo siguiendo a Dafne es un poema destinado a personas cultas y con sabiduría debido a su lenguaje y vocabulario de difícil comprensión.

Si buscamos la presencia de recursos literarios podemos notar como en A Dafne ya los brazos le crecían abundan mucho más recursos que en A Apolo siguiendo a Dafne. 
Los recursos que encontramos en A Dafne ya los brazos le crecían son: elementos mitológicos, epítetos, hipérbaton, metáforas y  hipérbole. 
En A Apolo siguiendo a Dafne solo podemos encontrar recursos como lo son metáforas y hipérbaton.

Para concluir me gustaría comentar los versos que me han llamado la atención de ambos poemas y el por qué.
El verso que me ha parecido más destacable en A Dafne ya los brazos le crecían ha sido el verso 9. En mi opinión, es ahí donde se concentra toda la ira del autor ya que la culpa de todo lo que le está ocurriendo a Dafne recae sobre una persona.  Me parece un verso con mucha fuerza.
En A Apolo siguiendo a Dafne el verso 4 es el que más ha captado mi atención, ya que, me ha sorprendido que en tan pocas palabras deje muy claro que para poder disfrutar de una mujer solo hay que pagar y gastar dinero, cosa que me parece muy degradante y me ha impactado.
Haciendo referencia a los sentimientos transmitidos en cada poema, he de añadir que, A Dafne ya los brazos le crecían me ha trasmitido tristeza, mientras que, con A Apolo siguiendo a Dafne he sentido esperanza.

Al final de esta tarea hemos podido descubrir que aunque la lírica renacentista posea similitudes con la lírica barroca son más las diferencias que se perciben.




Tarea 3: En la literatura

Esta actividad consiste en leer el Tratado III de El Lazarillo de Tormes y comparar el comportamiento de Lázaro con su escudero. Por otro lado, leerse el capítulo de la Liberación de los galeotes de El Quijote y realizar el mismo procedimiento también forma parte de esta actividad. El texto expositivo-descriptivo ha de ser complementado con imágenes del Barroco que reflejen tanto la vida de los pícaros como la de los caballeros.
El Lazarillo de Tormes, Goya


La vieja y el muchacho, Murillo
Como todos sabemos, Lázaro va de amo en amo que lo sustente. En el Tratado III de El Lazarillo de Tormes, Lázaro va paseando cuando se encuentra a un señor que le pregunta si va buscando amo. Lázaro desesperado dice que sí y ambos se encaminan a casa del escudero. Durante los días siguientes Lázaro se da cuenta de que su amo escasea de comida y dinero, impaciente por comer, se dirige a casa de las vecinas suplicando comida, una vez terminada su tarea, regresa a casa con pan tripas. El amo dice que ya ha comido pero Lázaro se percata de que no
Dos muchachos y vieja con frita, Velázquez
es así, por lo que se siente obligado a prestarle un poco de comida. Unos días después, el amo regresa a casa muy feliz y acompañado un hombre; el amo ha recuperado parte de fortuna por lo que se pueden mudar y comer una comida en condiciones. Al cabo de los días el amo desaparece y la conclusión que saca Lázaro es que el siempre ha sido el que ha ido buscando a un amo para aprovecharse de él, pero en este caso, ha sido el amo el que se ha aprovechado de Lázaro y el que le ha abandonado cuando ya no le hacía falta. Es aquí cuando Lázaro descubre que las apariencias engañan y no se puede fiar de nadie.



Caballeros atendiendo a los sacerdotes en el hospital
Por otro lado, en el capitulo Liberación de los galeotes de El  Quijote, Don Quijote actúa con la actitud de dar para recibir. En este caso, Don Quijote no concebía que hubiese personas sin poder disfrutar la libertad. Decide preguntarle a algunos de los presos por qué están condenados y éstos le responden con ironía, la cual Don Quijote no entiende y piensa que todo lo que oye es verdad. Piensa que son inocentes. Empeñado en liberarlos, siguiendo el modelo caballeresco de la época, se enfrenta con uno de los guardias que vigila a los presos. Entre el ajetreo del enfrentamiento, los presos se quitan las cadenas y quedan liberados. Don Quijote pensando que ha realizado una buena hazaña les pide que vayan al Toboso para poder contarle a Dulcinea su exitosa acción.
  
El sueño del caballero
Los presos con miedo a la Santa Hermandad le dicen que no y, Don Quijote enfadado, se burla de uno de los esclavos desencadenando así una pelea en la que él y Sancho salen perjudicados. Los presos tomaron como loco a Don Quijote, he de ahí la disputa.


Para concluir vamos a enfrentar ambas actitudes.  Mientras Don Quijote lucha por un ideal y lo único que pretende es hacer el bien,  Lázaro es un conformista y su único afán en la vida es el dinero y el poder. Centrándonos en el Tratado III de El Lazarillo de Tormes,  podemos percibir que al fin y al cabo no hay gran diferencia entre el escudero y Lázaro. Ambos buscan su propio beneficio ya que los dos pasan hambre y escasean de dinero. Dentro de este comportamiento podemos distinguir dos actitudes completamente diferentes, por un lado, Lázaro no se avergüenza de lo que es y si necesita pedir comida lo hace, mientras que el escudero es un hipócrita. La actitud que define al escudero es aparentar algo que no es y abastece sus necesidades de forma indirecta ya que ataca a los sentimientos de Lázaro para obtener comida aunque esconde su situación bajo lujosas ropas.
La situación de Don Quijote con los galeotes es totalmente diferente. Don Quijote está lleno de bondad y tiene muchas ganas de hacer el bien, mientras que los galeotes, como delincuentes que son, se aprovechan de la bondad de Don Quijote, y él, cegado por sus ganas de ayudar es cómplice en la huida de los galeotes. En resumidas cuentas, los galeotes buscan su propio beneficio mientras que Don Quijote lo único que quiere es hacer el bien. Podemos encontrar un cierto grado de semejanza entre los galeotes y Lázaro y su escudero, ya que, lo que los mueve en la vida es la codicia. 

Curar los tópicos: Storify

Pues bien, nuestro trabajo en el proyecto Claroscuro continua. Hemos tenido que elegir un tema a tratar, a raíz de ahí, nos leímos una antología de poemas de poetas del Siglo de Oro para identificar el tópico que estabamos tratando. Una vez identificados debíamos de tratar los siguientes aspectos:

- Explicación del tópico o tema (en qué consiste).
- Análisis de la evolución del tema, es decir, cómo es tratado por autores renacentistas y barrocos. En el caso de la sátira y la burla y del pesimismo y la muerte, solo se analizarán cómo se tratan estos temas en el Barroco.
- Fragmentos significativos de poemas  (se citará siempre la autoría) con su explicación.
- Imágenes que ilustren las diferentes explicaciones.
- Valoración personal de la importancia del tema, así como de su actualidad.

Podámos elegir la plataformas en la cual exponer nuestra cura de los poemas, en mi caso, Storify.
Storify es una web que trabaja recopilando los tweets anteriormente subidos a Twitter. Una vez seleccionados los tweets crea un tablero en el que se puede observar de manera visual el contenido del mismo.  El tema que he tratado ha sido el pesimismo por el paso del tiempo ("tempus fujit") y la llegada de la muerte. A continuación os muestro mi panel: